¿Qué es un Traductor?

Es un profesional con conocimiento suficiente de la lengua española y una o más lenguas adicionales para trasladar de manera fiel, en forma escrita, los términos de la lengua fuente a la lengua meta. Es una persona de vasta cultura, con los conocimientos necesarios en gramática, vocabulario general, técnico, jurídico, literal o cultural que la facultan para desempeñar su labor.

¿Qué es un Intérprete?

Es un profesional con conocimiento suficiente del idioma español y de una o más lenguas adicionales para trasladar, oralmente y de manera fiel, los términos de la lengua fuente a la lengua meta. Es una persona de vasta cultura y con los conocimientos necesarios en gramática, vocabulario general, técnico, jurídico, literal o cultural que la facultan para desempeñar su labor.

¿Qué es una Traducción Oficial?

Traducción de un documento del idioma español a una lengua extranjera o viceversa, con fe pública y carácter oficial, efectuada por un traductor oficial debidamente nombrado y autorizado por le Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

¿Qué es una Interpretación Oficial?

Es una interpretación del idioma español a una lengua extranjera o viceversa, con fe pública y carácter oficial, ejecutada por un intérprete oficial debidamente nombrado y autorizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

¿Qué es un Traductor o Intérprete Oficial?

Es un profesional dedicado a la traducción e interpretación, debidamente nombrado y autorizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, para realizar traducciones e interpretaciones con carácter oficial y fe pública.

¿Cómo sé si necesito un traductor o un intérprete para mis necesidades?

El intérprete habla, el traductor escribe.

Si está trabajando con documentos escritos, necesita un traductor.

Por ejemplo:  Sus certificados de nacimiento, documentos académicos, su texto para la página web, una presentación Power Point, son documentos escritos o digitales que necesitan TRADUCCIÓN

Si desea comunicarse directamente con otras personas que no hablan su idioma, entonces necesita un intérprete.

Por ejemplo: una reunión del consejo de administración, las negociaciones para un contrato, una conferencia de prensa o un congreso.

¿Cuándo necesito una traducción o interpretación oficial?

Muy sencillo. Usted necesita a un traductor o a un intérprete oficial cuando tiene que darle un carácter oficial y público a su documento o evento. Esto en particular si su documento o declaración verbal debe ser acreditado ante una autoridad local o de otro país.

Por ejemplo: sus documentos para solicitar una beca, inscribir a su hijo en Costa Rica o en otro país, un certificado médico sobre un padecimiento, un certificado de libre venta de producto (en el caso de documentos escritos).  En el caso de manifestaciones verbales, usted requerirá un intérprete oficial sobre todo en trámites judiciales como audiencias, juicios, sesiones forenses, y otros que requieran validación para los efectos de un proceso judicial.

¿Hay que traducir todo el documento?

Depende del tipo de documento y de los fines que tenga. Por ejemplo, un certificado de nacimiento sí se debe traducir completo porque es un documento de carácter oficial y público. Sin embargo, un abogado que necesita presentar evidencia para un proceso judicial puede seleccionar de entre una serie de correos electrónicos o documentos para traducir sólo lo que es absolutamente relevante.

Por eso es importante que el cliente haga una adecuada priorización de documentos y necesidades antes de enviar a traducir.  Consulte con su traductor/intérprete oficial de confianza si necesita ayuda para determinar si el texto que desea traducir cumple con los requisitos de ley.

¿Puede una persona bilingüe, un notario o un traductor no oficial/profesional hacer una traducción que tenga carácter oficial?

No, sólo un traductor oficial puede producir una traducción oficial, como solo un intérprete oficial puede producir una interpretación que tenga carácter oficial.

Un traductor profesional puede hacer traducciones de todo tipo de documentos pero no tienen carácter oficial y público.

Un notario solo puede hacer traducciones para efectos de documentos a registrar en su protocolo y para comprender la voluntad de las partes en un instrumento público.

¿Qué debo hacer con mi documento una vez que tiene su traducción oficial?

Debe estar seguro si su documento es para un trámite en otro país diferente a Costa Rica o si es el caso contrario.

Si su documento fue emitido por otro país y ya tiene su traducción oficial hecha por un traductor oficial costarricense, no requiere ningún otro trámite y puede presentar su documento ante la institución local que lo requiera.

Si su documento fue emitido por una autoridad pública costarricense y lo necesita para un trámite en el exterior, debe apostillarlo para certificar la firma del funcionario que lo suscribe. La traducción oficial también debe apostillarse pues todos los traductores oficiales hemos pasado por el proceso de certificar nuestra firma y datos personales ante el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (Art. 13 Reglamento a la Ley de Traducciones Oficiales). Una vez que el documento cuente con ambas apostillas, está listo para iniciar su trámite en el otro país.

¿Qué es la apostilla? ( tomado del sitio del MREC)

Apostille es un término francés que significa: certificar, autentificar o completar. Tiene por objeto simplificar la legalización de documentos para verificar su autenticidad, con el fin de que tengan validez a nivel internacional, haciendo innecesaria la legalización consular o diplomática u otro tipo de certificación adicional.

A través de la denominada Apostilla de la Haya,   un país firmante del Convenio para la Eliminación del Requisito de “Legalización para Documentos Públicos Extranjeros o  Convenio de la Haya” reconoce la eficacia jurídica de un documento público emitido en otro país firmante de dicho Convenio.

El trámite de Apostilla consiste en colocar sobre el propio documento público, una Apostilla que certificará internacionalmente  la autenticidad de la firma de los documentos públicos expedidos en cada país miembro. Los países firmantes del XII Convenio de La Haya suprimiendo la exigencia de legalización de los documentos públicos extranjeros del 5 de octubre de 1961 (Convenio de Apostilla), reconocen por consiguiente la autenticidad de los documentos que se han expedido en otros países y llevan la Apostilla.

Todos los documentos públicos, emitidos en Costa Rica que vayan a surtir efecto legal en otro Estado o Gobierno, excepto los documentos ejecutados por agentes diplomáticos o consulares y los documentos administrativos relacionados directamente con una operación comercial o aduanera.

¿Cuáles son los requisitos para ser Traductor o Intérprete Oficial?

Ley No. 8142. Ley de Traducciones e Interpretaciones Oficiales.  Artículo 6º.Requisitos. Para optar por el nombramiento como traductor oficial o intérprete oficial, el candidato debe cumplir las siguientes disposiciones:

  1. a) Ser costarricense por nacimiento o naturalización, o residente con un mínimo de cinco años de domicilio continuo en el país.
  2. b) Ser mayor de edad.
  3. c) Poseer tanto en la lengua española como en la lengua meta, el dominio propio de una persona versada en la cultura y las expresiones de dichas lenguas.
  4. d) Tener conocimientos actualizados en los idiomas en que solicita el nombramiento.
  5. e) Disponer de acceso a los recursos informáticos, los materiales de referencia y las herramientas adecuadas para desempeñar la profesión.
  6. f) Contar con un mínimo de cinco años de experiencia continua en la traducción o interpretación profesional comprobada en cada uno de los idiomas en que solicita el nombramiento.
  7. g) No estar inhabilitado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
  8. h) Presentar una declaración jurada de que no tiene ninguno de los impedimentos señalados en esta ley.
  9. i) Aportar certificación de haber aprobado el examen para traductor o intérprete que, para los efectos de esta ley, realice cualquier entidad autorizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, por medio de su Dirección Jurídica.

Reglamento a la Ley No. 8142. Ley de Traducciones e Interpretaciones Oficiales.

Artículo 10. Requisitos generales. El aspirante a traductor y/o intérprete oficial deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  1. a) Presentar ante la Asesoría Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto solicitud escrita dirigida al(a) Asesor(a) Jurídico(a) en la cual solicita su autorización para la realización de los exámenes que lo acreditan como traductor y/o intérprete oficial, indicando el o los idiomas en los cuales desea realizar las

pruebas, así como la aceptación de ajustarse a las disposiciones relativas a esta materia indicadas por la ley, el reglamento y este Ministerio.

  1. b) Fotocopia por ambos lados de la cédula de identidad o del documento de residencia en el que se compruebe que tiene al menos 5 años de residir en el país.
  2. c) Declaración Jurada en la cual indica que tiene dominio tanto en la lengua española como en la lengua meta, conocimientos actualizados de ambas y acceso a los recursos informáticos, materiales y herramientas requeridos para el buen desempeño de las labores como traductor y/o intérprete oficial.
  3. d) Presentar currículum actualizado con fotocopia de títulos, especialmente universitarios o equivalentes, que comprueben capacidad técnica como intérprete y/o traductor en los idiomas en los que solicita realizar las pruebas.
  4. e) Presentar dos constancias de experiencia laboral en el campo de traducción y/o interpretación o en su defecto dos cartas de recomendación de traducciones que haya realizado en los últimos 2 años.

¿Cuál es el costo de una Traducción o Interpretación Oficial?

El Decreto Ejecutivo No. 34292-RE de Honorarios de Traductores e Intérpretes Oficiales indica:

Por la traducción de un idioma a otro de documentos públicos nacionales y extranjeros, cuya traducción tenga de 1 a 400 palabras, se cobrará un mínimo de $ 20,00 (veinte dólares exactos) y un máximo de $25,00 (veinticinco dólares exactos).

La traducción de un idioma a otro de documentos públicos nacionales y extranjeros o documentos en general, cuando medie urgencia, lenguaje técnico o especializado, se cobrará por palabra un mínimo de $0,05 (cinco centavos de dólar) y un máximo de $0,18 (dieciocho centavos de dólar).

Recuerde que aunque existe un mínimo por palabra, cada traductor está en libertad de cobrar el monto mínimo a discreción en particular si se trata de documentos con vocabulario técnico y de alta complicación.

Por la copia del documento original traducido, firmado y sellado, se cobrará un adicional por cada uno del 50% del valor total.

Las interpretaciones simultánea, consecutiva, a la vista, del susurro e in situ tendrán un valor mínimo de $50,00 (cincuenta dólares) la hora.

La interpretación también podría incluir otras consideraciones, a negociar con el cliente, como transporte, alimentación, viáticos, si el evento incluye trasladarse lejos de su lugar habitual de trabajo en una distancia significativa.